El diseño de una web es mucho más que una carta de presentación o que una tarjeta de visita. Es mucho más que algo simplemente visual. Es la experiencia que queremos ofrecer a nuestros usuarios; es la forma en que decimos a Google como funcionamos, como nos organizamos y como queremos que nos encuentren; y por supuesto, es también la forma en que queremos atraer y retener a aquellos que nos interesan.
Por eso, procesos como la estructura y arquitectura web son tan importantes para el SEO, para la usabilidad o experiencia de usuario. No se trata sólo de diseño, sino de un proceso de elaboración complejo en la que cada parte, cada función, está pensada sin dejar cabos sueltos.
Pero como todo en la vida, lo visual atrae y mucho. Cuando una web nos impresiona por su diseño, sus colores, su tipografía, etc. a todos se nos escapa un WOW y no paramos de mirarla desde el principio hasta el fin. Eso amigos, es también un arte, el de impresionar, el de resultar atractivo y el de mostrarte la experiencia y la impresión que el propietario de la web desea.
¿Quién no ha visto una web de hace 10 años o más y ha pensado “vaya empresa o negocio más antigüo“ ? Pues eso, que hay que renovarse, innovar, seguir las tendencias de diseño, porque sólo así llamarás la atención y retendrás a los que llegan a tu web.
Y dicho esto, te pasamos a contar que es lo que se lleva y que es lo que nos espera en cuanto a diseño web, con el objetivo de impresionar a tu público:

  • Paleta de colores brillantes. No sólo nos abrimos a los colores rítmicos y al contraste, sino también a los degradados.
  • Diseños modulares al más estilo Pinterest ¡arriba el minimalismo!
  • El video, a pantalla completa, y por encima de la fotografía y el texto.
  • Diseños orgánicos, oblicuos, geométricos y abstractos para llamar la atención de los usuarios.
  • Llegan las cinemagrafías (no es una fotografía, aunque a simple vista lo parece, en realidad es un vídeo, un gif animado formado por unos pocos fotogramas en forma de bucle y muy similares entre sí que ofrecen una sutil sensación de movimiento) y se anteponen a los GIF animados.
  • Las tipografías, hechas a mano o handmade, ¡qué sean únicas!
  • Auge de los chatbots con uso creativo de los mismos.
  • Botones transparentes o invisibles para volver a la idea minimalista y no distraer a los usuarios.
  • Adiós a los popups (el amigo Google ya ha anunciado que los penalizara ☹)
  • Diseño responsive, por aquello de Mobile First!
  • Progressive web apps, es decir, aquellas páginas webs que no se instalan en el móvil pero que funcionan prácticamente como una aplicación móvil.

 

Sabemos que esta avalancha de información y tendencias puede desconcertar al principio, pero oye, para eso estamos los expertos. Además, no se trata de aplicarlas todas a la vez como de un árbol de navidad se tratara o de que apliques aquellas que incluso pueden ser contraproducentes para tu negocio. Se trata de que cuides tu imagen y la forma en que te muestras y atraes a tus usuarios web, pero siempre con cabeza, con funcionalidad y haciéndolo de la mano de un equipo de expertos como KODEMIC.