Vamos a darte una mala noticia. Si, lo sentimos mucho,  pero hoy nos hemos levantado así de haters . Y es que ya es hora de que te enteres que se acabó eso de me hago una web para salir del paso y ya estoy en Internet: Error!!!! Si te haces una web así, estarás en Intenet, pero en la página 20 de Google, que viene a ser lo mismo que no estar. Y tú dirás, ¿por qué pasa eso? Pues porque no has hecho un trabajo SEO, o lo que es lo mismo, porque no has tenido en cuenta al amigo Google, el que nos odia o nos ama, y por lo cuenta que te trae, más vale que hagas por gustarle.

¿Qué es el SEO?

El SEO en sus iniciales de Search Engine Optimization no es más que un conjunto de reglas que las webs o blogs deben seguir para la optimización de sus sitios y así mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda, es decir, en páginas como Google o cualquier otras que suelen emplear los usuarios para encontrar la información. Dicho en otras palabras, si la web o el blog de tu negocio sigue estas reglas,  estará bien optimizado para aparecer en las primeras posiciones en los buscadores.

Como podrás imaginar, seguir estas reglas no es fácil, pues algunas implican que la arquitectura y diseño de tu web vayan en una estructura específicamente diseñada para dar sentido a un trabajo SEO global. Muchas veces no es cuestión de hacer  más cosas, sino de hacerlas con calidad.

Tipos de SEO

SEO Orgánico

Cuando hablamos de SEO natural u orgánico nos estamos refiriendo a aquel que toma en cuenta para el posicionamiento aspectos como la antigüedad del dominio, la calidad del contenido (el cual siempre debe ser único), la escritura de la web y aspectos internos como el SEO On page, el cual verás más adelante.

SEO Artificial
Otra manera de atraer usuarios a tú página está  en el uso de backlinks. Estos son enlaces que recibe una página web desde otros sitios webs. Mientras más backlinks o enlaces apunten a tu sitio web, mejor será la posición que logres ganar en Google, pero ojo, que la calidad de estos enlaces también cuentan.

SEO On-Page

Una de las cosas que debes saber es que los motores de búsqueda no leen la página como un humano. Debido a ello, tendrás que explicarles y estructurarles los conceptos de tu web a los motores de búsqueda . Por eso, el SEO On-Page tiene que ver principalmente con el contenido y otros elementos que se encuentran en una página. Proporciona diferentes señales de rastreo a los motores de búsqueda para que estos puedan entender el significado y el contexto de su contenido.

SEO OFF- Page

Este tipo de SEO es el que se relaciona con la construcción de enlaces. Consiste principalmente en la creación de enlaces externos, naturales y/o artificiales, asociados a nuestra web para mejorar su posición en los motores de búsqueda.

Llegado a este punto, ya te habrás dado cuenta de que hacer un trabajo SEO es muy importante, pues no se sólo se trata de estar en Internet, sino de estar los primeros y de que te encuentren. Por eso, muchos clientes vienen a nosotros preguntándose el por qué de su poca visibilidad, el por qué dependen tanto de la publicidad, el por qué la gente nos los encuentran y nuestra respuesta es siempre la misma: tu web no está estructurada, diseñada y optimizada para el SEO, lo cual es el paso 0 de toda creación de webs. Es más, desgraciadamente, el 90%  de las veces, optimizar una web que no lo estaba en términos de SEO es mucho más caro que construirla optimizada de inicio, por eso, tanto si inicias tu web, como si ya la tienes y quieres optimizarla, déjanos echarte una mano.