Muchos de nuestros clientes suelen venir a nosotros porque quieren una página web para su negocio, y en cuanto les planteamos la opción de que esta cuente con un blog, dudan de si esto realmente les aportará valor.

Nuestra respuesta no puede ser más inmediata y directa, ¡no lo dudes, un blog será el mejor aliado de tu negocio!

Las potencialidades que ha adquirido el blog en los últimos años son infinitas, pues hoy en día Internet, el SEO y la visibilidad de tu página web lo es todo. Aunque son pocos los clientes, al inicio de una conversación entienden que el blog se ha convertido en un elemento que podría establecer una diferencia en términos de visibilidad y búsqueda, al final todos lo ven. En realidad todos nosotros tenemos en mente a algún negocio o empresa, cuya presencia e imagen en Internet es espectacular. Obviamente, esta empresa, entre otras muchas cosas, tiene un blog maravilloso. Ahí radica la diferencia.

Ahora bien, tener un blog no se trata de publicar por publicar, con contenido carente de valor o cuando quieras. El blog exige publicaciones constantes, exige aportar valor y exige calidad. Sólo así podrás beneficiarte de todas las bondades que el blog traerá a tu negocio.

Si aún tienes dudas, aquí te traemos un recopilatorio de las principales razones por las que tu web de empresa o negocio debe tener un blog, así que vamos al lío:

  • Mejora tu posicionamiento SEO

Muchos especialistas suelen relacionar los blogs con la pesca, y ello tiene mucho sentido. Los blogs son como una especie de anzuelos y mientras más anzuelos lances más oportunidades tendrás de que ´piquen´ los peces.

Adicionalmente a ello, siempre solemos buscar nuestra información a través de buscadores como Google. Estos suelen recompensar los contenidos frescos y ello se traduce en un mejor posicionamiento para tu página web.

En otras palabras, mientras más páginas de dominio se indexen a los motores de búsqueda, mejor será la visibilidad orgánica y ello aumenta tu tráfico al sitio web.

  • Atrae tráfico cualificado a tu web

El que llega a tu blog, el que se tropieza con él en Google, es porque está buscando algo relacionado con tu negocio. Es tu potencial cliente más directo. Ya lo tienes ahí, justo en tu página web, como si fuera la puerta de tu local físico. Tu blog además hace que puedas vender u ofrecer tus servicios en todo el mundo y a cualquier hora. Trabaja por ti las 24 horas del día, los 365 días del año, sin límites geográficos y atrayendo a aquellos que más interesados están en lo que ofreces. ¿No es fascinante?

  • Ofrece una imagen profesional y aporta frescura

¿Cuantas veces has buscado información de una empresa en internet y esta no aparece?, solo es posible saber de ella a través de las páginas amarillas. ¿Te da confianza?

El blog es un aliado para nuestros clientes en el mundo digital, es ese amigo que está constantemente hablando muy bien de ti. Te presenta como un experto en tu actividad, te da una imagen, un prestigio y un valor adicional.

Con el blog puedes compartir información y conocimientos importantes relacionados con el negocio y el sector, a la vez que aportas una imagen seria a la organización. En otras palabras, genera confianza, demuestra que sabes lo que haces y lo que vendes.

  • Te permite conocer y establecer comunicación con tu audiencia

Otra de las ventajas de un blog es que te va a ofrecer una oportunidad única de conectarte con tu audiencia y potenciales clientes. Para lograrlo, debes tener en tu blog abierto el espacio para recibir los comentarios y tal vez recibas una que otra crítica que, ojo, siempre te ayudará a mejorar en tu negocio.

Además, los datos de visitas a tu web también te aportarán una información muy interesante, como por ejemplo ¿quiénes llegan a tu blog? ¿qué buscan? ¿de dónde proceden? ¿cuánto tiempo están en tu web?

  • Promociona tus productos y /o servicios

Un blog puede ser un altavoz más para tu empresa. Explicar las especificaciones técnicas de tus productos o contar como desarrollas tus servicios es una forma de publicitarte. Con un blog esto es gratis, pues es tu espacio, es tu altavoz y le estás hablando a tu audiencia, ¿qué más se puede pedir?

No sabemos si con estas razones te hemos convencido, pero al menos esperamos haberte “metido el gusanillo en el cuerpo”, como se suele decir. Si gestionar un blog te resulta engorroso, si crees que te va a quitar tiempo o si simplemente el hecho de redactar un plan de contenidos no es lo tuyo, no te preocupes, confía en profesionales como nosotros que lo hagan por ti, pero no prives a tu negocio de él.