Su alcance puede ser muy grande en ámbitos económicos y sociales. «IoT» permite que los ordenadores interactúen con elementos de la vida real. Estos nos ofrecen una gran comodidad  así como proporcionar una mayor seguridad en diversos ámbitos.